Calabacín el Aventurero

Calabacín el Aventurero: problems, Pimiento?

Nepal-Tibet. Capítulo 6: El yak nunca es suficiente

with 8 comments

Otro despertar muecinero. Ya empezábamos a acostumbrarnos y casi no se oía el largo berrido. Hoy era la prueba más dura: el ascenso a los 5000 metros para el que habíamos estado entrenándonos en Lhasa y especialmente en las escaleras de Potala. Al llegar a la recepción nos encontramos con el que sería nuestro tercer guía: Tenzin. Tenzin era un tipo mayor que Gyatso y menor que Puchuk. (curioso que el Dalai Lama actual se llame Tenzin Gyatso, y nosotros hayamos tenido de guías a Tenzin y a Gyatso. Supongo que será como llamarse Juan García aquí…) Rondaba los 35 y era un tipo afable con un inglés pésimo del que luego iríamos descubriendo facetas espirituales y abertzales.

El driver tenía un cachirulo giratorio alimentado con energía solar siempre en el salpicadero de la Hiace. De esta manera, salvo de noche, siempre estaba girando! Qué buena idea! coger algo que da suerte con un movimiento básico y aplicarle una fuente de energía para que siempre lo haga!. Se convirtió en nuestra referencia: si el cachirulo solar giraba es que todo iba bien. Si paraba... y el día décimo paró...

Sin más retrasos, y prácticamente a la vez que las chicas valencianas, salimos del hotel Flora despidiéndonos de Lhasa. Vimos que ellas tenían un todo terreno, frente a nuestra furgonetilla Hiace… A veces era un poco preocupante pensar que íbamos a pasar por todos esos pasos de montaña y a llegar hasta Nepal con ese trasto.

El árbol de los muertos, con nosotros muy vivos. Foto by Ana, creo.

Poco después de dejar Lhasa atrás, llegamos a un lugar junto al río en el que había muchas banderitas de colores de las que usan los budistas para lanzar oraciones. Tenzin nos explicó que los budistas que no pueden permitirse un funeral y entierro en condiciones para sus difuntos, lo tiran al río. Al parecer ésta era la zona de lanzamiento del área.

El podio de lanzamiento de cadáveres y a la vez piedra del desmembramiento. Qué siniestro suena cuando no lo dice un budista

Después de hacernos una foto, nos enteramos de que desmembraban los cuerpos antes de lanzarlos, y había una piedra específica para ello. Cualquiera se come un pez de este río… Bueno eso es lo que entendimos, tampoco podemos fiarnos mucho de lo que entendemos a un tío que para pronunciar lago en inglés dice “lec”

Descansando del viaje con Tenzin

No tardamos mucho en empezar a subir nuestro primer puerto en la carretera de la amistad. El puerto era espectacular: montañas enormes a los lados, la carretera estrecha y serpenteante por el centro, un abismo a la derecha… y el driver adelantando sin visibilidad constantemente! Daba igual la línea de la carretera, daban igual los cambios de rasante o las curvas formando ángulos de 45º. El tipo se lanzaba, sin ningún tipo de prisa, al carril contrario, siempre sonriente.

Carretera divertida

Las nubes por abajo son planas, aunque no lo parezca desde abajo..

Vimos varios yaks por el camino y le comentamos a Tenzin que nos dejara hacernos fotos, pero nos comentó que esa gente era avariciosa y nos querían cobrar. Pronto sabríamos que Tenzin tenía una especie de cruzada particular contra la avaricia (y contra muchas otras cosas), ya que era un budista pro.

Poco a poco, íbamos notando la falta de oxígeno, un poco de mareo, dolor de cabeza que iba y venía. Estábamos llegando al primer paso de montaña, Sima La (La significa paso en tibetano). Poco antes de llegar encontramos un grupo de yaks pastando sin compañía. Allá nos bajamos, a unos 4300 metros, a hacernos fotos con los yaks. Las chicas de Valencia, que tenían nuestro mismo recorrido, se bajaron a la vez que nosotros.

Mi primer yak

El primer yak de Iñigorkha

Los yaks son bastante mansos, pero imponen. De hecho, hubo un momento en el que el yak empezó a acercarse y salimos todos todo lo corriendo que permitía la pendiente y la altitud (nada más salir del coche ya estábamos reventados)

4702 (yo creo que está mal porque no tengo referencias de esa altura, pero bueno..)

Poco después llegamos a Sima La, con sus 4780m

De allí empezamos a bajar, hacia el lago Yamdroke. Éste era un lago sagrado para los tibetanos, el segundo más grande de Tibet. Sin embargo los chinos habían empezado a explotarlo y enmarranarlo. El lago tenía unos colores bastante cambiantes, con la luz extraña y las nubes variables de esa zona.  El lago estaba petado de chinos, como casi todo por aquí.

La carretera del Lago Yamdroke

Bayupur a 4000ymucho, detrás el yamdroke

Pokharlos a 4000ymenos, junto al yamdroke

Colorines del Yamdroke, y fondo de pantalla de vindous.

Seguimos hacia los pasos de montaña de Khampa La y Kharo La, este último con 5045metros. Vimos nuestro primer glaciar, bajo el un poblado nómada, del que volvimos a intentar obtener la World press Photo. Con poco éxito.

Los nómadas de Kharo La

World Press Photo con todos los elementos: Vieja arrugada, niña con papos rojos. (hubiera estado mejor si hubieran tenido un txiriburzio giratorio..)

Continuamos nuestra ruta por la friendship highway para encontrar un lago de color increíblemente verde, que después supimos era artificial y alimentaba una central hidroeléctrica. También tenía su punto sagrado, ya que había cienes de banderas.

La presa verdecina de la que los chinorris sacan tanta electricidad.

LA presa, cómo no, era un lugar sagrado, con sus trapos colgando

Pueblo infame donde comimos. No tenía ni nombre. Pero había tiendas de fotografía! 😀

Por fin llegamos a Gyantse, nuestra primera parada importante. Lo primero que llamaba la atención era la fortaleza en la montaña.

La impresionante fortaleza de Gyantse. DEsde ahí buenos pepinazos tenían que meter a los asaltantes

Tenzin nos llevó a ver la Khumbun Stupa, un edificio con 100.000 imágenes de buda, y un montón de capillas, que se levantaba hasta dominar la ciudad. La stupa era muy elegante, además de única, al parecer, hay 2 tipos de stupas, las que eran tumbas y las que no, y luego está un tercer tipo del que sólo hay 2: ésta y otra en otro pueblo.

Khumbun Stupa

La Khumbun Stupa de Bai Ju (casi se llama como yo). Vista inferior

El único buda al que saqué una foto. Me costó 10 yuanes!

Sin embargo, en todo momento mantuvimos la mirada fija en la imponente fortaleza que dominaba toda la llanura.

En lo alto de la stupa nos encontramos con… sí! Las chicas valencianas. En este punto, entre altura, temitas gástricos varios, y Xhabitse que había cogido un señor catarro, estábamos todos bastante jodidos, así que una vez más nos vino estupendo encontrarnos con las chicas para conseguir antihistamínicos y otras drogas y recomendaciones gratis. Ellas se quedaban en Gyantse porque hacían la ruta en modo relax (sin ascenso al campo base del Everest). Nosotros seguíamos nuestro camino.

Antes de salir de Gyantse, Tenzin nos llevó a hacer unas fotos a la fortaleza.

La fortaleza, al sol

Cuando pensaba que nos íbamos a ir, nos dijo que no, que nos llevaba a comer algo a donde unos amigos suyos. En efecto, nos metió en una casa particular, donde una señora nos sacó unos tazones de sopa. Los menos avispados no tuvieron tiempo de decirle que no echara la salsa picante habitual. Luego lo sufrieron. El sitio era acogedor, olía a incienso, y se oían las alegres conversaciones de los dueños con el driver y Tenzin. Iñigorkha se dedicó a hacer fotos a los dueños.

La casa a la que nos invitaron a comer, y nuestra anfitriona. Tenzin tenía buena relación con ella

LA comida que nos dieron gratis los amigos de Tenzin: Sopa de Noodles con verdudas, riquisisisisima. Se puede ver por el color rojizo quiénes cayeron con el picante

Las dos txikitas dueñas de la casa con Tenzin. Qué andaría por ahí, el pillastre...

Al salir de Gyantse, Pokharlos preguntó a Tenzin quién era el mejor cantante de Tibet. Nos dijo que un tal Kunga, pero no tenía nada suyo en la Toyota, así que seguimos sufriendo el cocidito conileño de Pokharlos, con todos los “éxitos” del verano, y que al driver le encantaba!

Entre Gyantse y Shigatse hay unos 100 km. Los 100 km son una recta. Perpetua. Los paisajes de la meseta tibetana son espectaculares, pero el viaje continuó sin nada destacable, salvo la visita al baño del driver, que paró de pronto la furgoneta, cogió un rollo de papel y entró en comunión con la naturaleza delante de todos.(no sería la última vez, lamentablemente)

Por fin llegamos a Shigatse , ya en noche cerrada. El hotel estaba bien, los baños funcionaban (a diferencia de Flora hotel), y teníamos tele, donde nos pusimos a ver el canal chino de deportes, hasta que llegó la tormenta más brutal que he vivido, y nos dejó sin luz. Durante casi una hora, truenos que parecían terremotos, y relámpagos permanentes estuvieron azotando el pueblo. La frecuencia de los relámpagos era exagerada, había periodos de 8 ó 10 segundos en los que la habitación estaba completamente iluminada porque había 20 rayos seguidos. Así nos dormimos, primera noche a 4200 metros.

Anuncios

Written by calabacinelaventurero

septiembre 14, 2010 a 22:39

Publicado en Viñetas

Tagged with , , , , ,

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ostia qué guapo! Y por fin veo que empiezan a aflorar las fotos de Bai Ju hehehe. Me estáis dando una envidia de la ostia, creo que algún año estos voy a tener que ir yo también a probar el yak…

    alieninside

    septiembre 15, 2010 at 13:23

    • si, cada vez hay mas. a medida q pasaban los dias yo me cansaba de hacer fotos y los demas me las hacian a mi..

      calabacinelaventurero

      septiembre 15, 2010 at 18:13

  2. Por cierto! He visto también parte del video 16 de tu vimeo, y al principio pensaba que era un video paródico ;D.

    alieninside

    septiembre 15, 2010 at 13:26

    • que dices! jaja si es mi primo! q perro!

      calabacinelaventurero

      septiembre 15, 2010 at 18:13

      • Jejeje, que era tu primo me he dado cuenta al minuto o así, porque la verdad es que os dais un aire, pero es que el tío habla tan serio tan serio que parece que es de mofa ;D.

        alieninside

        septiembre 17, 2010 at 13:45

  3. No me había fijado hasta ahora pero la foto de la niña con la abuela (o madre envejecidisima) merece ser la WordPress photo por un detalle: el billete de la niña en la mano que muestra a la perfección la explotación infantil a la que se ven sometidos los niños. Para sacar una foto a un niño tenías que pagar la correspondiente cuota.
    Además, lo más acojonante fue que Iñigo le dio un billete pequeño a un crio y como le pareció poca pasta,el chavalín rompió el billete.
    Increible.

    Carlos
    PD: Alvaro, actualiza.

    Carlos

    septiembre 16, 2010 at 11:30

    • jejej yuju world press photo pa mi!
      lo de los niños rompe dinero lo pongo en la proxima entrada!

      calabacinelaventurero

      septiembre 16, 2010 at 22:46

    • Jejeje, me entra cargo de conciencia todos los días, pero llevo unos meses bastante a tope. Espero actualizar para la primera semana de Octubre!

      alieninside

      septiembre 17, 2010 at 13:46


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: